Página principal

El deporte es igualdad: ¡ayúdanos a ser iguales!

Tenemos un reto: adquirir material deportivo para que las personas con discapacidad física
puedan practicar deporte inclusivo.

Cuenta de ingreso: ES06 2100 8634 2402 0002 7987

1. ¿QUÉ QUEREMOS CONSEGUIR?

La Federación Predif Illes Balears i la Obra Social La Caixa apoyan a la asociación Aspaym Balears en la organización de una campaña de crowfunding para adquirir material deportivo, en el marco de un proyecto de promoción del deporte adaptado en el colectivo de las personas con discapacidad física.

A. OBJETIVO GENERAL EN EL QUE SE ENMARCA LA CAMPAÑA

Eliminar las barreras de acceso para las personas con discapacidad física para la práctica deportiva, tanto en la modalidad de ocio como en la de competición.

Pretendemos ofrecer a todas las personas con discapacidad física oportunidades para la participación en actividades deportivas, con independencia de sus capacidades y limitaciones.

También promover la regularidad en la práctica, sea a nivel de ocio, amateur o competitivo, y facilitar apoyos a las personas que tienen potencial para destacar en el deporte de competición.

B. OBJETIVO ESPECÍFICO DE LA CAMPAÑA

  1. Sensibilizar a la comunidad de las barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad física a la hora de poder realizar actividades deportivas.
  2. Conseguir apoyos de organizaciones públicas y privadas para la promoción del deporte adaptado.
  3. Adquirir material deportivo adaptado: 2 Handbike semieléctricas cuyo coste es de 10.062,00€

2. ¿QUÉ ES EL DEPORTE ADAPTADO Y QUE PUEDE APORTAR?

El deporte adaptado es una modalidad deportiva para el colectivo de personas con discapacidad o condición especial de salud, ya sea porque se han realizado una serie de adaptaciones y/o modificaciones para facilitar la práctica de aquellos, o porque la propia estructura del deporte permite su práctica (Reina, 2010). Es entendido como aquella actividad física reglada y/o reglamentada, de carácter lúdico y competitivo, institucionalizada y practicada por o con personas con algún tipo de discapacidad (Pérez, 2003). A nivel internacional, el máximo exponente son los Juegos Paralímpicos.

Siguen siendo indiscutibles los beneficios que la práctica deportiva aportan a la salud y sus efectos positivos a nivel psicológico y relacional. Es una poderosa herramienta para promover la inclusión y participación activa en la comunidad, a la vez que contribuye a que la persona se supere a sí misma, tenga una autoimagen más positiva, mejore el control sobre su vida y adquiera una mayor autoestima. La actividad deportiva da oportunidades de formar parte de la comunidad de nuevo, hacer contactos sociales, desarrollar relaciones, mejorar la confianza e ir tomando roles de liderazgo llegado el caso.

Mediante la práctica del deporte, también se refuerza el carácter de la persona con discapacidad, por la aceptación, valoración y respeto del propio cuerpo, por la valoración de los efectos positivos de la actividad física, por el control de la agresividad y la tensión durante la competición y el desarrollo armónico de la personalidad. También se consigue mejorar la imagen y percepción del propio cuerpo, el dominio del esquema corporal (lateralidad, actitud, relajación y respiración), conocimiento, percepción y control espacio-temporal y también el conocimiento de las diferentes posibilidades del movimiento y de las habilidades necesarias para llevar a cabo la actividad física.

A nivel fisiológico, se incrementa la capacidad de resistencia, la adaptación fisiológica al ejercicio atlético, adaptaciones respiratorias, modificaciones en la respuesta cardiovascular del ejercicio y adaptaciones energéticas a la práctica deportiva. A nivel neuromuscular se potencia el incremento de la fuerza, la flexibilidad, la velocidad y la capacidad de movimiento. Y respecto a la salud, mejora la capacidad respiratoria, los hábitos higiénicos, el tono muscular, la aceptación de la mejora de la condición física como una mejora de la salud y la aceptación, valoración y respeto del propio cuerpo.

Y el caso de los deportistas de alto nivel, más allá de todos los beneficios personales ya mencionados, incrementados por el reconocimiento social que reciben, éstos se convierten en modelos de referencia para otras personas con discapacidad y contribuyen a romper el imaginario social que identifica a las personas con discapacidad con personas pasivas y totalmente dependientes, incapaces de desarrollar un rol activo y participativo en la comunidad.

3. LAS BARRERAS PARA EL ACCESO AL DEPORTE ADAPTADO

A pesar de los indiscutibles beneficios del deporte, según el Observatorio de Discapacidad Física (ODF) sólo una de cada cuatro personas con discapacidad practica algún deporte. Y las que lo practican, tienen que superar a menudo importantes barreras económicas, físicas, visuales, auditivas o cognitivas que les impiden la práctica deportiva de forma autónoma.

Las dificultades físicas en el acceso a equipamientos deportivos son uno de los factores que se añade a elementos como los prejuicios sociales respecto a la práctica deportiva de personas con discapacidad, las barreras económicas (los importantes costes de los equipamientos adaptados) o el simple conocimiento de las oportunidades de práctica de deporte adaptado. Como ejemplo de barrera económica, el coste del equipo para la práctica del atletismo es de unos 150,00 €, en cambio para una persona con movilidad reducida que precisa de una silla adaptada, el coste puede ser de 3.500,00 €.

Más allá de las barreras físicas y mentales que tienen que vencer en su entorno para acceder a actividades deportivas, también la propia persona con discapacidad puede tener dificultades para visualizar su potencial, e iniciar procesos de autosuperación. Éste es uno de los más importantes obstáculos: el propio desconocimiento de las personas con discapacidad, y de las personas de su entorno, de su potencial y de las oportunidades existentes.

Todo ello a pesar de que según datos del ODF, el 73% de las personas con discapacidad que practican deporte valora positivamente su vida. Por otra parte, la encuesta del 2011 sobre las condiciones de vida y los hábitos de la población realizada por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (IERMB) evidenció que el 73% de las personas con discapacidad que practicaba algún deporte puntuaba en un 8 o más la satisfacción con su vida.

4. ¿CUÁNTO DURA LA CAMPAÑA

La campaña se organiza entre el 1 y el 31 de marzo de 2020

5. TELÉFONO DE LA CAMPAÑA:

679 78 03 25